Logotipo Cullera
Menu

Turismo

La Ruta Islámica de Cullera

La historia he dejado su impronta en Cullera en forma de construcciones, lugares pintorescos y una estética única que se puede ver y sentir dando un paseo.

Por la empinada calle del Calvario, en el antiguo arrabal de Santa Ana, comienza la Ruta Islámica. Es la puerta de entrada al barrio del Pou, sobre el que se originó el antiguo asentamiento musulmán de Qulayra — Cullera en árabe.

La ruta transcurre por los lugares más genuinos de un barrio que parece fosilizado en el tiempo, donde se encuentra el pozo que le da nombre. De callejuelas estrechas y excavadas en la montaña, albergó la judería de la ciudad y amontona casitas pintorescas muchas de las cuales todavía conservan sus fachadas recubiertas de cal y adornadas con flores.

En el recorrido emerge gloriosa la Torre de la Reina Mora, la puerta fortificada de entrada al Albacar del Castillo de Cullera. Su construcción data de finales del siglo XII o de los primeros años del siglo XIII, período en el cual la presión conquistadora de los feudales, los cristianos, se hace patente en el litoral mediterráneo. Actualmente alberga un museo con una muestra expositiva sobre la historia de la torre y el Segundo Albacar del Castillo.

Una vez alcanzada la fortaleza, las vistas a la bahía, la desembocadura del Xúquer y la isla de los Pensamientos compensan, con creces, el esfuerzo de la subida. Sin embargo, para los menos aventurados, se puede acceder en coche desde la plaça Mongrell a través de la calle Replà de Sant Antoni. Además, en el Castillo existe un funicular para el acceso de personas con movilidad reducida.

31 mayo, 2018 / by / in ,
El pirata Dragut vuelve para saquear Cullera en una recreación histórica

Dragut vuelve a Cullera por segundo año consecutivo para saquearla. Se trata de una recreación histórica teatralizada que cuenta la leyenda del pirata turco que asaltó la Vila hace más de cinco siglos sembrando el pánico entre los cullerenses.

Después del gran éxito de la edición anterior, Cullera vuelve a apostar por este espectáculo en vivo que recuerda uno de los episodios más terroríficos y míticos  de la historia local.

Tendrá lugar el sábado 2 de junio, a partir de las 19 horas, y comenzará con el desembarco del temible Dragut y sus piratas en las aguas del Xúquer, en la calle del Riu, justo enfrente de la Casa de la Enseñanza.

Le seguirán recreaciones de batallas y secuestros hasta la plaza de España en una suerte de coreografías en las que las lanzas, las espadas y las gumías resonarán por las calles hasta llegar al Mercado Municipal, donde se realizará un intercambio de esclavos.

El objetivo es recrear con fidelidad todo lo ocurrido el 25 de mayo de 1550 cuando Dragut entró a la Vila asediando y secuestrando a mujeres y niños, llevándose un gran botín a cambio de su liberación.

A la teatralización hay que sumar como novedad este año un mercado pirata que estará en la calle del Riu desde el próximo viernes y hasta el domingo.

El ayuntamiento espera que se repita el gran éxito de público del año pasado, cuando miles de personas llenaron el centro de Cullera, y que el evento sirva de aliciente para los servicios hosteleros de la localidad.

La cueva

En la actualidad Cullera es el único municipio de toda la península con un museo dedicado a la piratería. Está situado en la cueva en la que Dragut se escondió con sus hombres antes de atacar y cuenta con un recorrido que narra la forma de vida de los piratas en aguas del Mediterráneo del siglo XVI. Allí se pueden encontrar artilugios utilizados por piratas de la época y una réplica a tamaño real de la galera que usó Dragut para asaltar Cullera.

29 mayo, 2018 / by / in ,
El castillo que Jaume I no pudo conquistar

¿Sabías que el Castillo de Cullera consiguió sobrevivir a los ataques de Jaume I durante la reconquista? En la antesala de la caída de Valencia, el monarca tuvo que renunciar a tomar Cullera. Un contratiempo dio al traste con su estrategia militar. Las piedras de sus catapultas no alcanzaban el Castillo, en cuyo recinto de protección se hacinaba la población sarracena con su ganado. Frustrado, el rey levantó el asedio y se retiró con sus tropas.

Este acontecimiento se hizo tan popular que incluso se creó una leyenda a su alrededor. La gente decía que las tropas no encontraron piedras útiles para realizar el ataque porque fuerzas sobrenaturales las escondieron. Además, algunos hablaban de que el Castillo estaba protegido por las alas extendidas de un ángel.

El ataque frustrado de Jaime I iniciaba así el relato de un mito de la fortaleza que ha perdurado hasta nuestros días.

El Castillo de Cullera y la antigua judería, el conocido popularmente como Barri del Pou, son una de las joyas más preciadas del patrimonio valenciano. La fortaleza y los restos de las murallas son un conjunto de arquitectura militar musulmana que se ha restaurado recientemente. Es el punto ideal para coronar una visita que aporta una visión privilegiada de nuestra historia y del contraste paisajístico de las comarcas litorales.

Declarado Bien de Interés Cultural, el Castillo es una construcción de época califal (siglo X). El rey Jaume I entró en él en 1239 cuando le fue entregado de forma pacífica tras tomar posesión del «cap i casal». Como Alcázar real fue residencia de todos los monarcas aragoneses en sus visitas a Cullera. En la capilla Gótica Alberga el Museo Arqueológico. En su patio de armas, en verano se puede disfrutar de espectáculos nocturnos.

Para alcanzarlo, es recomendable iniciar el recorrido en los Jardines del Mercado, la plaza Mayor del municipio que se erige como una de las joyas arquitectónicas obra del arquitecto Luis Ferreres. Antes de partir, no debe perderse la oportunidad de descubrir en sus bajos uno de los pocos refugios musealizados de la Guerra Civil, un enclave a prueba de bombas dotado de dos galerías. En ellas se repasa la cruda contienda y la construcción del propio Mercado.

28 mayo, 2018 / by / in ,
El mercado municipal de Cullera lo tiene todo

El Mercado Municipal de Cullera es uno de los corazones de la ciudad. Por su localización y su oferta cultural y gastronómica se ha convertido en todo un referente para vecinos y visitantes.

Situado en pleno centro, el mercado sirve de nexo conector con otros lugares de interés como el barrio del Pou y destaca por su ambiente cotidiano y su arquitectura.

Su conjunto está integrado por cuatro pabellones aislados por una planta en cruz griega, con sus dos viales y jardines interiores. Un claro ejemplo de arquitectura eclecticista valenciana.

De sus cuatro pabellones, dos están destinados a la alimentación y restauración. En ellos cohabitan multitud de cuadros de venta de alimentos frescos, un punto de kilómetro cero y varias cafeterías. El tercer pabellón ejerce como sala multiusos, desarrollándose en su interior actividades de todo tipo, en su mayoría culturales. El cuarto alberga el Auditorio Municipal, un espacio moderno dedicado a las artes escénicas y la música.

Los alrededores del mercado acogen cada jueves por la mañana el mercadillo local. ¿Sabíais que el mercadillo de Cullera tiene casi 700 años de vida? ¡Se empezó a celebrar el año 1320!

Punto de KM 0

Situado en el Mercado Municipal, el punto de kilómetro 0 ofrece toda una variedad de productos ‘marca Cullera’: arroz Señorial, el dulce roquetes de Cullera, la cerveza artesanal Génesis, el licor de arroz de Cullera…

                     

Además, este espacio sirve como punto de información turística aprovechando la afluencia de visitantes.

Refugios de la Guerra Civil

El Mercado Municipal guarda otra sorpresa ‘invisible’. Debajo del Auditorio y la Sala Multiusos se encuentra el acceso al refugio antiaéreo construido en los tiempos de la Guerra Civil.

Es uno de los cuatro refugios que se construyeron antaño debido a la amenaza de los bombardeos que sufrieron las poblaciones vecinas. Ha sido habilitado para narrar gráficamente el contexto histórico de la Guerra Civil Española, todo desde el punto de vista de Cullera. Además, alberga una exposición sobre la construcción del Mercado Municipal, datada entre 1896 y 1900.

12 abril, 2018 / by / in
Flights to Cullera / Vols vers Cullera

Are you planning your holidays to Cullera? Here we show you the cities that have direct flights to Valencia:

  • From France: Toulouse, Marsella, Nantes, Lyon, París
  • From Belgium: Bruxelles
  • From Switzerland: Genève
  • From Netherlands: Rotterdam, Amsterdam
  • From Germany: Düsseldorf, Stuttgart, Berlin, Hamburg, Colonia/Bonn, Frankfurt
  • From United Kingdom: London, Bristol, Nottingham, Manchester, Edinburgh, Glasgow

The website of the Valencia (Manises) airport is http://www.aeropuerto-valencia.com/

Êtes-vous en train de planifier vos vacances à Cullera? Ici, nous vous montrons les villes qui ont des vols directs vers Valence:

  • France: Toulouse, Marseille, Nantes, Lyon, Paris
  • Belgique: Bruxelles
  • Suisse: Genève
  • Pays-Bas: Rotterdam, Amsterdam
  • Allemagne: Düsseldorf, Stuttgart, Berlin, Hambourg, Colonia / Bonn, Francfort
  • Royaume-Uni: Londres, Bristol, Nottingham, Manchester, Édimbourg, Glasgow

Le site de l’aéroport de Valence (Manises) est http://www.aeropuerto-valencia.com/

 

 

20 marzo, 2018 / by / in
Cullera recupera las ‘mascletaes’

Las Fallas de Cullera olerán más a pólvora este año. El Ayuntamiento de la localidad y la Junta Local Fallera (JLF) han recuperado las mascletaesdel mediodía y además la nocturna del día 18, espectáculos pirotécnicos que fueron suprimidos en el pasado por los recortes económicos y cuya vuelta había sido reclamada reiteradamente tanto por el colectivo fallero como por los vecinos y visitantes.

Los días 17, 18 y 19 de marzo la Rambla de Sant Isidre acogerá a las 14:30 horas las ansiadas disparadas y este mismo escenario será testigo la noche del 18 de una mascletà nocturna que se disparará después de la Ofrena a la Mare de Déu del Castell.

La fiesta declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, vivió el pasado sábado 17 de febrero su pistoletazo de salida con la multitudinaria Crida que congregó en la plaza de España a más de 2.000 personas.

 

La ciudad planta quince monumentos grandes y otros tantos infantiles, muchos de ellos nacidos de las manos de artistas de prestigio. La competición este año en la Sección Especial será cosa de cuatro con Raval de Sant Agustí —doblete en los dos últimos años—, Passeig-Mercat, Sant Antoni de la Mar y Taüt como grandes atractivos en la Sección Especial.

Para los amantes de la música valenciana, la Nit d’Albaes del día 16 es una magnífica oportunidad para escuchar estos cantos tan genuinos. En un recorrido por toda la ciudad, la voz y el ingenio se dan la mano para rendir homenaje a una tradición tan nuestra.

El turista fallero puede complementar su estancia en Cullera con visitas a su rico patrimonio histórico con una amplia red de museos y emblemáticos edificios. La joya de la corona es el Castillo de origen árabe, la fortaleza que se alza sobre la desembocadura del Xúquer y el Mediterráneo, que ni el mismísimo Jaume I pudo tomar por las armas. A sus pies, el encantador barrio del Pou, una de las juderías más antiguas de la Comunitat Valenciana que conserva el sabor del paisaje tradicional con sus casas blancas de cal. La buena mesa no puede faltar con platos tan sugerentes como la Paella de Cullera, elaborada con productos de KM 0.

13 marzo, 2018 / by / in ,
Cullera, un paraíso accesible para todos

La accesibilidad en Cullera está a la orden del día. Gran parte de su núcleo urbano, patrimonio, playas y ofertas culturales están adaptados para que las personas con algún tipo de discapacidad puedan acceder y disfrutar de las maravillas de la ciudad.

Hagamos un repaso por algunos de los sitios donde se han eliminado las barreras:

  • Santuario de la Virgen del Castillo. Situado junto al castillo de Cullera, está adaptado para personas con movilidad reducida. Además, cuenta con un ascensor panorámico desde la zona del aparcamiento hasta el santuario.

  • Museo de Historia y Arqueología. Ubicado en el interior del Castillo. Propone un recorrido por todas las etapas históricas y se puede realizar con sistemas audiovisuales interactivos, audioguías y explicaciones en Braille.
  • Jardines del Mercado. Dos de sus cuatro entradas, las laterales, están adaptadas para facilitar el acceso a personas con movilidad reducida. Allí podremos encontrar el Mercado Municipal y la Sala Multiusos. Además, todos los jueves en sus alrededores tiene lugar el mercadillo local.
  • El Auditorio Municipal, el Espacio Social ‘La Fonda’, la Casa de la Enseñanza y la Casa de la Cultura cuentan con rampas de acceso para personas con movilidad reducida. Todos estos centros ofrecen una amplia oferta cultural.
  • Lo mismo ocurre con la Iglesia de los Santos Juanes y la Ermita de San Lorenzo, están adaptadas a personas con movilidad reducida. La primera está ubicada en el Centro Histórico y ofrece un disfrute visual por su estética. La construcción es de estilo gótico datada del s.XIII y s.XIV. Por su parte, la Ermita es famosa por la aparición del cuerpo de San Vicente Mártir y en su interior podemos encontrar un maravilloso retablo churrigueresco.

Otros lugares turísticos y de ocio adaptados:

  • Las playas de San Antonio, el Racó y la Escollera disponen de un punto accesible para personas con movilidad reducida que se puede usar desde el 15 de junio hasta el 15 de septiembre. Los servicios que se ofrecen son: sillas anfibias (diseñadas para entrar en el agua y desplazarse por la arena), rampas de acceso, pasarelas hasta el mar, aparcamiento para minusválidos, monitores especializados y zonas de sombra.
  • La Plaza Andrés Piles cuenta con un columpio adaptado para niños con movilidad reducida.

  • La Ruta de la Vila, guiada, y algunos tramos de las Rutas Ecoturísticasentre arrozales también están adaptadas.

Por supuesto, la Tourist Info de Cullera cuenta con rampas de acceso, material informativo de consulta en Braille, un sistema de comunicación para personas con discapacidades auditivas y folletos de servicios accesibles del municipio.

7 marzo, 2018 / by / in
EL BARRIO DEL POU

Con un marcado carácter mediterráneo, el barrio del Pou se alza como uno de los rincones más tranquilos y bohemios de la ciudad. Sus casitas encaladas, la decoración floral y el predominio de colores como el blanco, el azulete o el teja se funden a lo largo de sus empinados callejones y sus coquetas placetas.

Esta estampa mediterránea se nutre gracias a las construcciones de aspecto tradicional, adaptadas a la topografía de la montaña, con paredes blancas. Además, se pueden encontrar retablos de azulejos de tradición valenciana, la mayoría dedicados a los santos patronos de la ciudad.

El barrio está situado en un punto privilegiado a medio camino entre el eje Mercado – Vila y el Castillo. Por el pasan dos de las rutas guiadas que ofrece Cullera pensadas para mejorar la experiencia de las visitas al patrimonio del lugar.

En la primera se puede visitar el Albacar Musulmán, la judería y el lugar donde antiguamente se encontraba la ya desaparecida Colla-Aèria. Además, este recorrido permite viajar en el tiempo yendo desde la civilización árabe hasta la Reconquista. En la segunda, titulada ‘Entre murallas’, el barrio del Pou cede el protagonismo al Castillo.

En el centro del barrio podemos encontrar la Capilla de Santa Ana, un edificio del siglo XVII de construcción gótica que sigue los cánones primitivos de este estilo arquitectónico con una planta de salón y arcos diafragmáticos.

Otras construcciones de gran valor que guardan relación con el Pou son la Torre de la Reina Mora y el segundo recinto fortificado de la Segunda Albacara, el cual podemos recorrer mediante una interesante ruta de senderismo que termina en el Castillo de Cullera.

21 febrero, 2018 / by / in
PLANES FAMILIARES EN CULLERA

Cullera es el destino perfecto para estar con la familia. Por su clima y su oferta, la ciudad consigue cautivar a turistas de todas las edades. Tanto por si tenéis pensado hacer una escapada como ir de vacaciones, vamos a repasar las actividades más destacadas que podemos llevar a cabo con los nuestros.

Rutas ecoturísticas a pie y en bicicleta

  • La localidad cuenta con toda una serie de rutas para realizar a pie o en bicicleta, existiendo la posibilidad de alquilar estas últimas. Las rutas están totalmente señalizadas y se pueden recorrer los arrozales, la montaña, la albarca del Castillo o el lago del Estany entre otros. Una opción perfecta para los amantes del deporte y la naturaleza.

 

 

Visitas guiadas

  • Si estás interesado en conocer Cullera y su historia en profundidad las rutas guiadas son una excelente opción. Durante todo el año hay guías turísticos dispuestos a acompañarnos por el centro histórico y el bohemio barrio del Pou, habiendo incluso una ruta teatralizada por el interior de la Parroquia de los Santos Juanes.

 

Paseo por el Castillo

  • Es el monumento más emblemático de Cullera, declarado Bien de Interés Cultural. Su capilla gótica alberga el Museo de Historia y Arqueología local, con una interesante colección de piezas arqueológicas datadas desde la Prehistoria hasta la Edad Media. Además, las vistas desde el Castillo son inmejorables.
  • Cuenta con visitas guiadas, audioguías, sistemas interactivos adaptados para disminuidos físicos y visuales (braille) y un ascensor panorámico.

 

Cueva del Pirata Dragut

  • En el siglo XVI el pirata turco Dragut asaltó Cullera pasando a formar parte de su historia. Ahora es recordado en una cueva con su nombre en la que podemos hacer un recorrido musealizado por la Cullera del siglo XVI que tiene el famoso asalto del pirata Dragut como línea argumental. Toda una experiencia.

 

Museos

  • Además de los ya nombrados, en Cullera existen otros museos como los Refugios de la Guerra Civil, la Torre del Marenyet, la de la Reina Mora, el Santuario del Castillo y el Museo del arroz.

 

 

15 febrero, 2018 / by / in

©2021 Ayuntamiento de Cullera | info@culleraturismo.com | +34 961 720 000